*

X

Reloj eterno podría mantener el tiempo incluso después de que el universo muera

Ciencia

Por: pijamasurf - 10/02/2012

Físicos encuentran la manera de construir un reloj eterno que sobrevivirá la sentencia de la entropía y el consecuente fin del universo, manteniendo el tiempo consigo.

Aunque el tiempo es uno de los enigmas más elusivos de nuestra realidad, de alguna manera todos intuimos (o sospechamos) que su existencia está ligada no solo a la nuestra propia sino a la del universo mismo. El tiempo comenzó con el Big Bang, aseguran algunos, con la materia y el movimiento y, siguiendo este razonamiento, parece lógico que termine con el universo mismo, fin que la ciencia contemporánea pronostica e incluso considera inevitable.

Sin embargo —y aunque esto pareciera a primera vista un contrasentido—, recientemente un grupo de investigadores dio a conocer el diseño de un reloj que podría mantener el tiempo para siempre, incluso después de que el universo muera.

Se trata de un “cristal de espacio-tiempo” de cuatro dimensiones. En los cristales de tres dimensiones convencionales, como los diamantes y los copos de nieve, los átomos están dispuestos en patrones que se repiten, estructuras periódicas que se expresan en esas mismas tres dimensiones. En el caso de este singular reloj, dicha repetición se da tanto en el espacio como en el tiempo.

A comienzos del año el físico del MIT Frank Wilczek propuso la idea, aunque solo teóricamente. Pero ahora el equipo dirigido por Xiang Zhang, del Lawrence Berkeley National Laboratory, encontró una manera de hacerlo realidad.

Zhang y sus colegas sugieren que un cristal con estas características podría construirse utilizando un campo eléctrico que atrapara átomos cargados (iones) y tomando ventaja de la repulsión natural entre dos partículas con la misma carga (la llamada repulsión columbina).

“Bajo la influencia de un campo magnético débil, este cristal de iones en forma de anillos comenzaría una rotación que nunca se detendría. La rotación persistente de iones atrapados produciría un orden temporal, llevando a la formación de un cristal de espacio-tiempo en el estado más bajo de energía cuántica”, explicó Zhang.

Dicho estado mínimo de energía significa también la creación de un sistema sin desorden, es decir, sin entropía, esa parte de la energía que no puede utilizarse para producir trabajo que crece paulatinamente y que, eventualmente, acabará con el universo —pero al parecer no con este reloj ni con el tiempo ahí contenido.

[Scientific American]

Descubren gran reserva de agua en estrella a punto de nacer (VIDEO)

Ciencia

Por: pijamasurf - 10/02/2012

El telescopio Herschel de la ESA ha descubierto, en una nube de gas y polvo a punto de colapsar en una estrella similar al sol, suficiente vapor de agua para llenar 2 mil veces los océanos terrestres.

Zoom de la nube Taurus y su espectro de agua

Gracias a la vista infrarroja del Herschel, los astrónomos pudieron constatar la existencia de vapor de agua en una nube a punto del colapso que, afirman los científicos, formaría una estrella con características similares al sol.

Las estrellas nacen en nubes oscuras y frías de gas y polvo, donde “núcleos pre-estelares” pueden contener lo necesario para la formación de sistemas planetarios como el nuestro.

Anteriormente ya se había encontrado agua en otras latitudes cósmicas, específicamente en aquellas regiones donde se gestan nuevas estrellas. Estas moléculas de agua fueron halladas en forma de vapor o en estado sólido unidas a partículas de polvo.

El Herschel realizó este descubrimiento tras el estudio de un núcleo pre-estelar de la constelación Taurus, también conocida como Lynds 1544. Para el mundo astronómico, este suceso supone un umbral en el estudio de estrellas y quásares, ya que es la primera vez que se detecta vapor de agua en una nube molecular a punto de mutar en estrella.

 El vapor encontrado —suficiente para llenar más de 2 mil veces los océanos del planeta— proviene de  partículas de polvo congeladas por rayos cósmicos de alta energía que penetran la nube.

“Para esta enorme cantidad de vapor, tiene que haber suficiente agua congelada en la nube como para llenar el equivalente a 3 millones de océanos”, expone Paola Caselli, de la Universidad de Leed, RU.

“Previo a este descubrimiento se pensaba que no se podía encontrar vapor de agua en estas regiones, ya que las bajas temperaturas congelarían toda el agua”.

El Herschel también reveló que las moléculas de agua están fluyendo directo al centro de la nube, lo que se traduce en un colapso gravitatorio tras el que, probablemente, nazca una estrella.

Los científicos deducen que durante el proceso de formación de la nueva estrella, parte del vapor  detectado en Taurus se consumirá, aunque el resto se incorporará al disco que posiblemente la termine rodeando, formando una importante reserva para los planetas que podrían llegar a formarse en él. 

También en Pijama Surf: Descubren la mayor reserva de agua en el universo

[Earth Sky]