*

X

Responder en la noche correos electrónicos del trabajo no te hace mejor empleado, sino justo lo opuesto

Salud

Por: pijamasurf - 05/29/2014

Un par de investigaciones recientes revelan que utilizar tu teléfono, tu computadora o algún otro dispositivo para responder un correo electrónico laboral en la noche afecta tus ciclos de sueño y descanso y, paradójicamente, afecta tu concentración y entusiasmo del siguiente día, entre otras consecuencias más serias

working-lateHace poco más de un mes dimos a conocer la promulgación de una ley en Francia que permite a los trabajadores ignorar los correos electrónicos de sus jefes después de las 6 de la tarde. Como sabemos, algunos de los trabajos de nuestra época han aprovechado la conectividad permanente de internet y dispositivos como los smartphones para extender la jornada laboral a mucho, mucho más que las supuestas ocho horas reglamentarias, evidentemente en detrimento del tiempo del trabajador.

Ahora, Sydney Brownstone ha reseñado en el sitio Co.Exist un par de estudios realizados en universidades estadounidenses a propósito de un ejemplo de esta tendencia: el hecho de responder correos electrónicos laborales por las noches. Y si bien, por un momento, podría pensarse que esto es muestra de responsabilidad, paradójicamente tiene efectos nocivos en el rendimiento personal del día siguiente.

Para llegar a esta conclusión, investigadores de las universidades de Florida y Washington examinaron los hábitos, primero, de 82 gerentes de alto nivel de entre 31 y 40 años, inscritos en un programa de MBA (Maestría en Administración de Negocios, por sus siglas en inglés) cuyas clases estaban programadas en la mañana y en las últimas horas de la tarde. Asimismo, en el segundo estudio, los mismos investigadores analizaron datos provenientes de 161 personas empleadas en diversas industrias.

En ambos casos, las investigaciones evidenciaron que quienes utilizaban su teléfono portátil para responder correos electrónicos relacionados con su trabajo, al día siguiente estaban menos concentrados e incluso menos emocionados respecto de sus responsabilidades, además de que sentían que habían descansado pobremente.

Una de las hipótesis más interesantes de los académicos para explicar este fenómeno involucra el concepto de “agotamiento del ego” (ego depletion), el cual se refiere a una especie de deterioro psicológico de nuestra atención, como si esta fuera un recurso limitado que cada cierto tiempo necesita reabastecerse.

Por otro lado, los investigadores también retoman otros estudios que han señalado los efectos que los dispositivos como las computadoras, los smartphones, las tablet y otros tienen sobre nuestros ciclos de sueños. El sonido y sobre todo la luz que emiten sus pantallas interfieren notablemente sobre la fase REM del sueño (aquella en donde se consigue el descanso efectivo), incluso cuando se les ha utilizado hasta una o dos horas antes de dormir. Asimismo, el hábito de ir a la cama con el dispositivo al lado o en la misma habitación puede generar una sensación psicológica de mantenerse “atado” al trabajo.

Ahora bien, por si esto no fuera suficiente, estas investigaciones apuntan a otra consecuencia que sin duda merecería estudiarse con mayor profundidad: dado que la falta de sueño afecta los niveles de glucosa y los niveles metabólicos del córtex prefrontal, un área del cerebro asociada con el autocontrol, el estudio sugiere que ese descanso deficiente también podría estar relacionado con comportamientos poco éticos en el trabajo.

Así que, después de todo, quizá sea mejor no contestar ese correo electrónico que envió tu jefe a las 8 o 9 de la noche.

También en Pijama Surf: Tu celular te está matando: lo que no quieren que sepas de la radiación electromagnética

Esta es la perturbadora apariencia de una hamburguesa de McDonald's 5 años después

Salud

Por: pijamasurf - 05/29/2014

Tal vez las hamburguesas de McDonald's sean inmortales y puedan viajar al espacio

burger_0

Seguido hemos escuchado que una de las pruebas de la gran cantidad de preservativos que tienen las hamburguesas de McDonald's --una poderosa razón para dejar de consumirlas-- es que permanecen en un estado similar al que se encuentran cuando son vendidas no obstante el paso del tiempo. Todos somos víctimas de la guadaña de Cronos, excepto las Big Mac's...

He aquí una nueva prueba presentada por Marshall King, editor de comida del sitio The Elkhart Truth, quien ha dado a conocer esta imagen de una hamburguesa que guardó durante cinco años en un escritorio. Junto a ella, un Holiday Pie que llevaba tres años en un cajón. Una compañía freak de productos repletos de preservativos que desafían la noción de lo que es la comida.

"El pan se secó un poco, pero no se desintegró ni formó hongos. Cinco años después se ve igual que unas semanas luego de que la compre: como un puck de air-hockey con un pan medio seco. Con un vago olor a carne".

McDonald's, sin embargo, insiste en que "bajo ciertas condiciones" (y deben de ser muy especiales; tal vez intensa radiación), sus hamburguesas "llegan a descomponerse". 

Quizás lo has olvidado, pero la mayoría de la comida que viene de la tierra y no tiene cientos de químicos se descompone en unos días.