*

X

Ha regresado el whisky que mandaron al espacio, y el sabor es inesperadamente distinto

Buena Vida

Por: pijamasurf - 09/10/2015

Estas son las diferencias que sufrió el proceso de maduración de un whisky que estuvo flotando en el espacio exterior por 3 años

 

h_02436787 

Al parecer sólo los astronautas rusos han probado las mieles del un buen coñac en el espacio. Para los estadounidenses, sin embargo, el alcohol es estrictamente para experimentos, no para consumo. Pero algunos suertudos whiskys han salido de la atmósfera para dar un paseo en la Estación Espacial Internacional. Los resultados del experimento más reciente con alcohol que se lanzó al espacio en 2011 y regresó a la Tierra en 2104 son de lo más extraños.

Mientras la combinación química del whisky no cambió demasiado, su aroma y sabor se modificaron inesperadamente. Quizá nada vuelve a ser lo mismo una vez que sale de la atmósfera. Estos son los resultados:

Antes de salir de nuestro planeta:

Aroma: muy leñoso, tonos de cedro, olor ahumado y a vinagre balsámico añejado. Tonos de pasas, melaza de caramelo, vainilla y naranjas quemadas. Muy parecido a un Ardbeg añejado.  

Sabor: paladar seco/sabores balsámicos, aceite de trébol y humo dulce. Un afrutado distante (ciruelas/dátiles), un poco de carbón y notas antisépticas. El dejo es largo, persistente y típicamente Ardbeg, con sabores a humo suave, madera de palo de rosa, alquitrán y un caramelo cremoso y dulce.

Al regresar a nuestro planeta:

Aroma: intenso y redondo, con notas de humo antiséptico, hule, pescado ahumado y una curiosa nota perfumada similar al cassis o a la violeta. Poderosas notas de madera, pistas de grafito y un poco de vainilla. Esto luego se convierte en notas muy terrosas, en un aroma sabroso a carne y después tintes de ron y helado sabor a pasa.

Sabor: un perfil de sabor muy delimitado, con frutas ahumadas (ciruelas/pasas/azúcar y cerezas), humo terroso, hierbabuena, anís, canela y tocino ahumado. El dejo es áspero, intenso y prolongado, medicamento antiséptico y humo de hule.

Así, por más que los científicos empacaron el whisky de manera que el único cambio entre la Tierra y el espacio fuera la gravedad, encontraron que el proceso de maduración no extrajo tantos químicos en el espacio como lo hace en nuestro planeta. Es decir, la evolución de los sabores cambia radicalmente en ambos lugares.

En un par de años regresarán a la Tierra algunos galones de whisky escocés que, después de este experimento, se espera vender en algunos millones de dólares a los paladares más excéntricos y entrenados.

¿Turismo aromático? Una cartografía de los olores urbanos

Buena Vida

Por: pijamasurf - 09/10/2015

Sinestesia viajera... cada ciudad y zona albergan auténticos olores propios del estilo de vida, la temperatura, las tradiciones y la cultura

Sensory Maps es un proyecto que literalmente lleva el olor de una ciudad a un plano cartográfico. Y es que, el aroma de un espacio bien podría fungir como dingo embajador del mismo ¿cuántos recuerdos de contextos espaciales en nuestra memoria no están asociados a un aroma en particular? La cantidad de data almacenada en un perfume o aroma determinado es impresionante, y aunque culturalmente no es el sentido más valorado (eclipsado en buena medida por lo visual y lo auditivo), lo cierto es que el olfato es un vehículo precioso para dialogar con lo exterior. 

Paisajes aromáticos por zona, barrio, incluso por cuadra, conforman estos minuciosos mapas olores de las ciudades que la británica Kate McLean ha creado para deleite de la creatividad aromática. Al recorrer su trabajo vamos confirmando el valor que tienen los olores para un espacio, para nuestra imagen e interpretación de él. De hecho hay quien ha sugerido que algunos de estos aromas podrían postularse como parte del patrimonio cultural de una ciudad o, por qué no, de la humanidad misma. 

¿A qué huelen Amsterdam, Paris, Milán o Buenos Aires? y Quizá aún más importante ¿Por qué jamás nos lo habíamos preguntado? Sensory Maps es a la vez un manifiesto a favor de revaluar el olfato, los aromas, dentro de nuestra escala perceptiva y cultural.  

Algunos mapas sensoriales:

Ámsterdam

 

paris_smell_bottles

paris_smell_finished París

 

milan_smell_top_view
 Milán