*

X
Parece que en nuestra época vivimos obsesionados con hacer bien las cosas, lo que sea que eso signifique

Uno de los mottos favoritos de Internet es: “lo has hecho mal toda la vida”, “lo estás haciendo mal”, “lo hemos hecho mal siempre”, etc., referido éste a acciones que el ser humano ha realizado de cierta manera durante buena parte de su historia pero que, según algún inteligente redactor, se ha hecho también de la peor forma posible.

En general, muchos de estos contenidos aluden a acciones simples y cotidianas (e incluso un poco banales) como doblar una camisa, tomar un baño, comer pastillas para el mal aliento o cortar pepinos; otras pueden tener el beneficio de la duda en tanto que no hay una manera “correcta” de hacerlo –por ejemplo, criar un hijo, amar, tener relaciones sexuales (no podía faltar) o, si ya estamos en eso, incluso vivir. Otras rayan en lo improbable (seguir la dieta paleolítica), lo absurdo (no sólo has preparado mal una bruschetta toda tu vida, además ni siquiera has sido capaz de pronunciar la palabra como se debe), lo increíble (si has ejercido la guerra psicológica, seguramente lo has hecho mal) y lo francamente inclasificable (según este artículo del New York Times, orquestas, solistas y músicos amateurs han interpretado mal la música de George Gershwin durante los últimos 70 años).

Si las cosas que hacemos y decimos dicen siempre algo más –de nosotros mismos, de nuestra cultura, del momento histórico y subjetivo en que nos encontramos– este pequeño motivo nos sugiere algo en lo que quizá valga la pena detenerse.

Parece ser que en nuestra época estamos obsesionados con hacer “bien” todo. Creemos que existe la forma correcta lo mismo para exprimir un limón que para amar a una persona, dos acciones que se encuentran en los extremos del arco pero que, desde cierta perspectiva, somos capaces de situar en el mismo registro. Buscamos afanosamente ese procedimiento adecuado y, en consecuencia, dejamos de probar, de intentar, de equivocarnos, de aprender por nosotros mismos y, lo más importante de todo: dejamos de encontrar nuestra propia forma de hacer las cosas.

La verdad es que al intentar hacer todo bien, lo estamos haciendo muy mal.

 

Twitter del autor: @juanpablocahz

--

Estos son algunos artículos consultados durante la elaboración de esta nota. Quizá algún lector los encuentre de interés o entretención –aun a sabiendas de que lo que sea que haga (leerlos, reír con ellos, compartirlos, etc.), seguramente lo estará haciendo mal.

Everything: You're Doing It Wrong

If You're Doing It All, You're Doing It Wrong

25 Things You’ve Been Doing Wrong Your Whole Life, I Had No Idea About #10

22 Things You’re Doing Wrong

21 Things You Are Doing Wrong Every Day

16 Things the Internet Thinks You've Been Doing Wrong Your Entire Life

¿Crees que puedes estar teniendo contacto extraterrestre? Averígualo con este cuestionario

AlterCultura

Por: pijamasurf - 09/01/2016

La terapeuta Mary Rodwell se ha especializado en dar apoyo a quienes han pasado por experiencias de contacto extraterrestre, que con frecuencia enfrentan numerosos juicios y malentendidos al intentar compartir y comprender su experiencia

Mary Rodwell nació en el Reino Unido, donde se desarrolló como enfermera, partera y educadora de la salud.  Posteriormente se mudó a Australia, donde trabajó como terapeuta tanto en el ámbito de la medicina y para dos agencias profesionales antes de dedicarse exclusivamente a su práctica privada. Mientras tomaba cursos para obtener una certificación avanzada como terapeuta se involucró en el fenómeno de los OVNIS y las abducciones. La falta de apoyo para quienes pasaban por este tipo de experiencias que en ocasiones resultaban traumáticas la llevó a formar la primera red de ayuda en Australia: The Australian Close Encounter Resource Network o ACERN, a través de la cual ofrece apoyo terapéutico e información a quienes pasan por experiencias poco comunes, especialmente casos relacionados con contacto extraterrestre.

En su primer libro, Despertar. Cómo el contacto extraterrestre puede transformar tu vida, publicado en 2002, Rodwell incluye un extenso cuestionario que comprende aspectos físicos, mentales, emocionales y paranormales para determinar si existe la posibilidad de haber experimentado contacto extraterrestre. En palabras de la terapeuta:

El cuestionario no te dirá definitivamente si estás teniendo contacto, su propósito es ser una guía. Si después de leer las primeras preguntas comienzas a sentirte incómodo o ansioso, entonces tómate un descanso y pasa al siguiente capítulo.

A continuación incluimos una traducción de los puntos principales de dicho cuestionario.

  • Efectos físicos

¿A veces te sientes inusualmente adormilado y te invade un deseo imperioso de dormir?

¿Te despiertas con raspones, moretones, cicatrices o una sensibilidad particular en determinadas áreas de tu cuerpo que no puede ser explicada?

¿Eres extremadamente sensible al ruido?

¿Tienes problemas de cuello o espalda?

¿Tienes problemas de sinusitis?

¿Tienes alta sensibilidad a la luz?

¿Te levantas con sagrado en la nariz?

¿Tienes signos vitales bajos, como por ejemplo presión arterial, latido cardíaco o temperatura corporal bajos?

¿Hay meses en que no experimentas tu período menstrual y a veces sientes como si estuvieras embarazada?

¿Has confirmado un embarazo para después descubrir que no hay feto?

¿Tienes patrones de sueño anormales o insomnio?

¿Tuviste problemas para dejar de mojar la cama cuando eras niño?

¿Experimentas parálisis de vez, no siendo capaz de mover tu cuerpo mientras descansas?

  • Sueños y flashbacks

¿A veces sueñas con viajar a través de las paredes?

¿Con ver niños o bebés que se ven enfermos o diferentes de alguna manera?

¿Tener sexo con personas que conoces o con seres extraños?

¿Estar embarazada o dar a luz?

¿Que algún feto sea extraído de tu cuerpo?

¿Catástrofes globales, problemas ambientales, alertas, etcétera?

¿Búhos, payasos, gatos, arañas o lobos?

¿Ser perseguido?

¿Estar cubierto en una sustancia pegajosa y densa?

¿Respirar bajo el agua?

¿Ser examinado con instrumentos inusuales?

¿Hospitales o doctores?

¿Una nave alienígena o seres extraños?

  • Psicología y creencias 

¿Necesitas dormir con la luz prendida?

¿Experimentas dificultades con las relaciones sexuales?

¿Cambias tu lugar de residencia con frecuencia?

¿Tienes huecos en tus recuerdos de la infancia?

¿Consideras que tienes una mente muy abierta?

¿Crees en formas de vida extraterrestre?

¿Tienes dificultades con la autoestima?

¿Consideras que las plantas y los animales son tan importantes como los humanos?

¿Tienes una compulsión por ir a lugares remotos o estar contigo mismo?

¿Tienes miedo a la oscuridad aunque seas un adulto?

¿Mantienes tu cama lejos de las ventanas o quizá junto a una pared?

¿Eres claustrofóbico?

¿Experimentas un sentimiento de pánico o ansiedad en los corredores?

¿Te desagradan los doctores o los dentistas?

¿Con frecuencia sospechas que estás siendo observado?

¿Tienes fobia a las agujas?

¿Te resulta difícil confiar en las personas?

¿Tienes grandes huecos en tus recuerdos de la infancia o adolescencia?

¿Estás interesado en realidades alternativas?

¿Sientes pasión por las cuestiones relacionadas con el medio ambiente?

¿Eres un vegetariano o te interesa convertirte en uno?

¿Estás muy interesado en la espiritualidad?

¿Tienes miedo de los payasos, búhos, gatos, insectos, arañas o lobos?

  • Sentimientos intuitivos

¿Te sientes diferente a uno o ambos padres?

¿Sientes que eres diferente a todos los demás?

¿Experimentas un sentimiento de tener una misión o un propósito especial en tu vida?

¿Sientes que no perteneces aquí?

¿Tienes habilidades extraordinarias, es decir, paranormales?

¿Sientes un anhelo o atracción por el cielo nocturno?

¿Te sientes atraído por los OVNIS o el fenómeno extraterrestre?

¿Tienes la sensación de recibir información o mensajes telepáticos?

¿Estás consciente de información o conocimiento que no has estudiado con anterioridad?

¿Tienes una sensación de urgencia relacionada con el planeta o la sociedad?

¿Estás interesado en los valores materialistas?

¿Tienes deseos de comer y vivir más sanamente?

¿Tienes muchos deseos de fugarte, como pensamientos suicidas, o ser humano se siente como algo muy difícil para ti en ocasiones?

¿Sientes atracción por un lugar en particular sin saber por qué?

¿Tienes algún trauma sexual que se haya generado en tu infancia o adolescencia?

¿Te altera ver imágenes de OVNIS o extraterrestres?

¿Hay algo que sabes que no debes decir, pero no entiendes por qué?

  • Cuestiones inusuales, paranormales o bizarras

¿Has experimentado anomalías en el tiempo, como tener tiempo extra o tiempo perdido o llegar mucho más temprano o tarde de lo esperado a algún destino o actividad?

¿Has notado que los relojes y quiso electrónico tales como la televisión se encienden y apagan independientemente o fallan cuando están cerca de ti?

¿Te has despertado en un lugar diferente a donde te fuiste a dormir?

¿Has despertado con tu ropa abotonada incorrectamente o descubierto al despertar que tu vestimenta está en otro lugar?

¿Has tenido experiencias fuera del cuerpo?

¿Has descubierto que eres muy intuitivo, telepático o psíquico?

¿Te has despertado sin recordar cuándo te fuiste a dormir?

¿Escuchas un zumbido o sonido agudo inusual?

¿Percibes olores extraños como sulfuro o caucho?

¿Ves bolas de luz inusuales o flashes de luz cerca de tu casa u otro lugar?

¿Has presenciado brumas inusuales?

¿Has visto helicópteros negros poco comunes cerca de donde vives? 

¿Has experimentado ruidos raros cerca de tu casa?

¿Has observado nubes de formas extrañas?

¿Has notado a los animales comportarse erráticamente cerca de ti?

¿Has visto figuras cubiertas con una capucha o similares a una sombra cerca de tu casa o habitación?

¿Tu almohada presenta manchas poco comunes y no tienes idea de cómo llegaron ahí?

¿Sientes que has sido sanado de alguna forma a través de tus experiencias de contacto?

¿Sientes energías o presencias a tu alrededor?

Los mencionados anteriormente son algunos de los puntos que pueden indicar un posible contacto extraterrestre, el cual puede ir desde un avistamiento hasta visitas periódicas, especialmente durante la noche. Sobra decir que con frecuencia cuando niños, adolescentes o adultos intentan comunicar las inquietudes que sienten sobre lo que les está pasando se encuentran con que sus interlocutores son incapaces de aceptar una realidad en la que los eventos que describen son posibles. Esto por supuesto incluye a psicólogos y psiquiatras que usualmente realizan diagnósticos  y recetan fármacos que lejos de aliviar a sus pacientes, complican su vida aún más. Si conoces alguien que puede estar pasando por esto, conviene que mantengas tu mente abierta y te des la oportunidad de escucharle sin juicios. Por otro lado para quienes experimentan contacto es importante que puedan reconocer e integrar sus experiencias a su vida para poder trascender los miedos y alteraciones que esto puede traer a su vida humana.