*

X
Un mapa que ilustra la estrechez de mente con que Donald Trump ve el mundo

Donald Trump es en este momento uno de los personajes más conocidos en el mundo, tristemente no por las mejores razones, pues si bien su estatus de candidato a la presidencia de los Estados Unidos ya le otorga cierto grado de importancia, uno de los principales rasgos por los que se ha destacado es el conservadurismo casi fascista de sus opiniones al respecto de otros países del mundo. Para él, sólo Estados Unidos es una nación que vale la pena ponderar, y el resto del mundo es un amasijo de culturas prescindibles, desencaminadas o francamente enemigas.

Para ilustrar esta suma de prejuicios –y contribuir en mostrar a este personaje como es: un estúpido que no ve más allá de sus narices– el ilustrador de origen búlgaro Yanko Tsvetkov realizó este mapa en el que nombra a las naciones del mundo según los adjetivos que la inteligencia de Trump les ha dedicado.

Si el mundo fuera como lo ve Trump, claramente sería uno muy empobrecido. Qué fortuna que no sea así. Y esperemos que nunca lo sea.

De Tsvetkov, por cierto, en Pijama Surf comentamos su mapa de los prejuicios. Incluso ése es mucho más complejo (y divertido) que la estrecha visión de mundo de Trump.

Te podría interesar:

Las personas solteras tienen mejores vidas sociales y mayor desarrollo psicológico que los casados

Sociedad

Por: pijamasurf - 09/09/2016

Con frecuencia quienes eligen la soltería deben enfrentar muchos prejuicios, pero ninguno de los estigmas asociados a esta condición parece tener sustento científico

La soltería es un estado cada vez más común, pues por un lado actualmente las personas se casan más tarde, pero también hay quienes eligen permanecer solteros. Esto puede causar desconcierto y a veces hasta desconsuelo en los padres que desean bodas y nietos y no se resignan a que sus hijos desean un estilo de vida diferente. Frecuentemente uno de los argumentos que se esgrimen en contra de la soltería es que comprometerse y crear un familia son formas de lograr un verdadero desarrollo personal. Sin embargo las personas solteras tienen vidas sociales más ricas y se desarrollan psicológicamente más que sus contrapartes que han decido casarse, o al menos eso clama una investigación presentada recientemente por la Asociación Americana de Psicología o APA (por sus siglas en inglés).

Bella DePaulo, científica de la Universidad de California en Santa Bárbara y autora del libro Señalados: cómo los solteros son estereotipados, estigmatizados e ignorados y aun así viven felices para siempre, ha afirmado que : 

Las personas solteras lo están haciendo mucho mejor de lo que creemos, en algunas formas incluso lo están haciendo mejor que las personas casadas. Las investigaciones demuestran que hay profundas recompensas asociadas con vivir en soltería, incluyendo mayor desarrollo y crecimiento personal. De hecho las investigaciones contradicen casi todos los estereotipos negativos sobre las personas solteras.

Quizá una de las razones por las cuales la mayoría de la gente se sorprende ante la sugerencia de que la soltería puede ser sumamente estimulante y feliz es por la ausencia de datos duros sobre el tema, ya que llos estudios orientados a la felicidad de los casados son mucho más numerosos que los dirigidos a solteros. DePaulo ha señalado cómo fue que buscando información al respecto descubrió que tan sólo en el año 2000 se publicaron 20 mil investigaciones relacionadas con la felicidad y el matrimonio, mientras que apenas se realizaron 500 sobre quienes no estaban casados. Además, la científica indicó que la mayoría de estas últimas no parecían estar motivadas por un deseo sincero de entender la vida de los solteros.

No obstante, el panorama general que descubrió tras revisar el corpus de estudios publicados sobre este tema es sumamente revelador. Por un lado las personas solteras son más proclives a describir su desarrollo personal de manera positiva, a través de afirmaciones como “tengo confianza en mis opiniones”, con mayor frecuencia que los casados. Por otro lado descubrió que, a diferencia de lo que los estereotipos nos han hecho creer, la soltería fortalece las conexiones sociales. De acuerdo con DePaulo:

El estereotipo insiste en que las personas solteras están aisladas y solas, cuando en realidad están más conectadas a otros que los casados, pues cuando las personas contraen matrimonio se aíslan más. Los estereotipos también sugieren que los solteros son buscadores de placer, centrados en sí mismos, pero en realidad los solteros son los que más se preocupan por cuidar de otras personas. 

El punto de esta investigadora no es insistir en que la soltería es mejor que el matrimonio por sí misma, sino que no es una condición que deba ser motivo de discriminación. Tampoco una forma de vida de la que los adultos deban huir lo más rápido que puedan ni un estado civil menospreciado socialmente. De hecho, podría ser una oportunidad invaluable e irremplazable para el encuentro con uno mismo y la realización mental y espiritual. Por otro lado es importante recalcar la importancia de que se hagan más investigaciones en este sentido, que proporcionen datos para combatir los estigmas que aún aquejan a quienes deciden permanecer solteros.