*

X

Esta es la edad en que una mujer experimenta sus mejores orgasmos

Ciencia

Por: Pijama Surf - 06/03/2017

Mientras más segura de sí misma se siente una mujer tiene mejores orgasmos, y ello no ocurre en su juventud temprana

En la actualidad, en la mayoría de los países, las mujeres han podido extender e intensificar su disfrute del sexo, aunque sigue habiendo una llamada "brecha en el orgasmo". Entrando a los 30 las mujeres comienzan a ver los frutos de su experiencia profesional o laboral y a nivel físico, curiosamente, los estudios comprueban que es en el rango de la mitad de los 30 cuando comienzan a sentir mayor plenitud sexual.

Lo más probable es que se trate de un asunto de madurez, de aceptar los defectos y virtudes, pero, sobre todo, de cierta estabilidad emocional para dejar ir las opiniones de los demás con mayor facilidad. Y ello está directamente vinculado al disfrute sexual. Según una encuesta aplicada a 2 mil 600 mujeres por Natural Cycles, la edad promedio actual en que las mujeres tienen sus mejores orgasmos (e incluso se incrementa la cantidad de éstos) es a los 36 años y, de hecho, las mujeres aseguran que a partir de esta edad se incrementa el mejor sexo; los resultados apuntan a que ello se debe a la confianza en ellas mismas.

Confianza con su cuerpo, su manera de ser y su desempeño en el sexo. De acuerdo con la misma investigación las mujeres que tienen orgasmos menos placenteros, curiosamente, se encuentran en un rango de 23 años o menos. También, las mujeres de 36 años han calificado su nivel de confianza en sí mismas en un 10% mayor al del rango de 23 o menos años. El estudio sugiere que, aunque en nuestra cultura existe un miedo a la edad, particularmente por perder la belleza de la juventud, con ello muchas veces viene más sabiduría, y eso es muy atractivo.

Te podría interesar:

¿Experimentas menos déjà vus? Te estás haciendo viejo

Ciencia

Por: Pijama Surf - 06/03/2017

Los estudios muestran que conforme envejecemos, la sensación de déjà vu es cada vez más esporádica

Puede ser el momento más cotidiano, y, de pronto, sientes el extraño misterio de reconocer exactamente eso que estás viviendo, con todo y las sensaciones involucradas. Si estás en un lugar muy familiar, podría parecer algo normal, pero sabes que la sensación es distinta, una especie de certeza sobre el pasado de la experiencia.

Esta sensación ha sido vivida por prácticamente todas las personas. Conocida como déjà vu (que en francés significa lo “ya visto”), está asociada a una especie de "reinicio" que hace la mente para poner a prueba su capacidad de memoria y comprobar que funcione perfectamente (mientras hace asociaciones de recuerdos, entonces sientes este fenómeno). Esta sensación se suma a otras por el estilo como el jamais vu (nunca visto) que refiere, al contrario, a la sensación de extrañeza de algo sumamente familiar, o el déjà entendu, la sensación de que ya hemos escuchado y asimilado algo que oímos.

Aunque el déjà vu es un fenómeno generalizado tiende a disminuir con la edad, y diversos estudios vinculan este decrecimiento a la dopamina, neurotransmisor cuyos niveles son más altos en el organismo de personas de entre 15 y 25 años.

Con el tiempo, también el cerebro deja de hacer con tanta frecuencia este tipo de revisiones. Al respecto, el neurocientífico de la Universidad de Saint Andrews Akira O’Connor explica:

Podría ser que algunas personas tuvieran una menor tendencia a detectar errores en sus recuerdos. 

También el déjà vu tiene que ver con la tendencia asociativa de la mente. Buscamos patrones y referencias que ya traemos para entender la realidad, y en este escaneo de recuerdos es cuando se presenta. Algunos científicos más aventurados, como el físico teórico (especialista en la teoría de cuerdas) Michio Kaku, apuntan a que el déjà vu podría ser una especie de recuerdo de una vivencia pasada en una dimensión que no es esta.

Lo cierto es que mientras más viejo menos de estas experiencias tendrás, y también que, no obstante las explicaciones científicas, siempre queda una sensación de misterio respecto de esta vivencia.