*

X

Este es uno de los mejores productores de hip hop de nuestra época (y seguro pasará a la historia)

AlterCultura

Por: pijamasurf - 06/09/2017

Este es DJ Premier, una pieza fundamental en el auge del hip hop

En los últimos años, el hip hop ha pasado de ser un género decididamente marginal y under, al foco mismo de la atención y el gusto musical contemporáneos. Como a veces sucede, aquello que de inicio se gesta en los meandros subterráneos de la cultura, de pronto asciende y merece la atención de las mayorías, quienes lo descubren como algo novedoso y atractivo, aun cuando antes les pareciera asunto de poca monta.

Ese proceso tiene algo de épico, pues también es usual que los primeros artífices de una nueva corriente cultural, cuando pasan desapercibidos, se atrevan a lo que nadie nunca ha hecho, con lo cual su creatividad es valiente y osada, pero sobre todo inesperadamente libre.

Tal es el caso de DJ Premier (Christopher Edward Martin), considerado uno de los mejores productores de hip hop de nuestra época y que al menos desde la década de 1990 ha impulsado el género. De hecho, el trabajo de DJ Premier detrás de las consolas es fundamental para explicar la llamada “era dorada” del hip hop, pues prácticamente la música de todos los grandes del género –The Notorious B.I.G., Jay-Z, Kanye West, Snoop Dogg, entre varios otros– ha pasado por sus manos.

E incluso cuando se trata de intervenir hits que podrían considerarse lejanos al hip hop, DJ Premier hace gala de su talento:

En este video podemos conocer otros datos que dan cuenta de esa valentía que DJ Premier ha tenido a lo largo de su trayectoria para la labor que hace, misma que incluso le llevó a vender su casa para poder comprar su estudio de grabación.

Una actitud que, por otro lado, es capaz de contagiarse; en este video se recoge el freestyle de algunos de los asistentes a la presentación del productor en la Ciudad de México, el pasado 27 de mayo, en un evento organizado por  Phono Música y Distrito Global y patrocinado, entre otros, por The Kraken Rum.

El hip hop pasó de la cultura subterránea del Bronx a los grandes escenarios, y en esa historia una pieza fundamental es DJ Premier.

 

Videos cortesía de The Kraken Rum México

Las experiencias cercanas a la muerte son más "reales" que las normales, según estudio

AlterCultura

Por: pijamasurf - 06/09/2017

Investigación muestra que las experiencias cercanas a la muerte son mejor recordadas incluso que las experiencias normales, pese a que las zonas del cerebro en las cuales supuestamente se registra la experiencia no están activas

Hace poco más de 4 años un neurocirujano de la Universidad de Harvard, Eben Alexander, generó gran polémica al postular que "el cielo es real" sobre la base de una profunda experiencia cercana a la muerte. Alexander cuenta en su libro Proof of Heaven que, después de estar 7 días en coma y con el neocórtex desactivado, experimentó una serie de visiones que le otorgaron "una razón científica para creer en la conciencia después de la muerte". 

Si bien no puede considerarse como prueba de la vida después de la muerte, una investigación reciente demuestra el gran realismo que tienen estas experiencias para las personas que las experimentan.

El doctor Bruce Greyson y Lauren Moore hicieron un interesante estudio sobre la capacidad de recordar de las personas que dicen haber tenido experiencias cercanas a la muerte. Analizando estos recuentos, los investigadores notaron cinco factores que parecerían hacer que los recuerdos de estas experiencias no sean muy nítidos ni muy detallados:

1. Las experiencias cercanas a la muerte suelen ocurrir en presencia de paro cardíaco, lo cual generalmente produce amnesia del evento.

2. Pueden suceder bajo la influencia de medicamentos psicoactivos que alteran la memoria.

3. Usualmente ocurren en situaciones traumáticas, que influyen en la memoria.

4. Generalmente son asociadas con emociones fuertes, que influyen en la memoria.

5. A veces son reportadas mucho tiempo después del evento.

Greyson y Moore administraron un examen estándar de características de memoria a 122 personas que habían tenido un encuentro cercano con la muerte. El examen está basado en el hecho comprobado de que las memorias de eventos reales tienden a tener más información de color, sonido y demás datos sensoriales, más información del contexto y más soporte de detalles e información emocional. Al realizar el cuestionario se les pidió que proporcionaran información sobre tres tipos de eventos: el roce con la muerte, otro evento que vivieron cerca de ese período y un episodio imaginario de ese periodo. Los resultados mostraron que los eventos cercanos a la muerte tenían más coeficiente de realidad. Los autores señalan:

Las memorias de estos eventos tuvieron mayor calificación en el examen que las memorias de eventos reales, que a su vez tuvieron mejor calificación que las memorias de eventos imaginarios... el hecho de que los registros en el examen fueron más altos en las experiencias cercanas a la muerte sugiere que son recordadas como 'más reales' que los eventos reales, lo que coincide con cómo son descritas. 

Aunque esto no puede considerarse como una prueba de que los sucesos que experimentan las personas que tienen una experiencia cercana a la muerte son reales (no bajo la noción de una realidad supuestamente objetiva consensual), al menos nos revela que tienen una nitidez y una consistencia que sugiere que algo especial está pasando en la mente de estos individuos y que no es solamente una fantasía común y corriente. Por otro lado, el hecho de que sean más reales en relación con la riqueza de información que se inscribe en la memoria permite hacernos la pregunta de si esto no es suficiente para considerarlos como reales, como eventos significativamente existentes, en tanto que la misma realidad no puede ser considerada algo que existe más allá de nuestra percepción y de nuestra capacidad de encontrar sentido y configurar una imagen del mundo. Es decir, ya que la realidad es siempre relativa a nuestra observación de la misma, por qué no pensar que estas experiencias son reales y quizás, como señalan los científicos, incluso más que las vivencias cotidianas.

 

Con información de Daily Grail