*

X

Ayunar 3 días regenera completamente el sistema inmune, según estudio

Salud

Por: pijamasurf - 08/04/2017

Ayunar prolongadamente tiene un efecto regenerativo del sistema inmune

Los ayunos, tan socorridos para purificar el cuerpo dentro de la medicina tradicional y las tradiciones devocionales, han cobrado validez científica en los últimos tiempos. Se sabe que al entrar el cuerpo en ketosis y empezar a consumir sus reservas de glucosa (después de más de 12 horas sin consumir alimento) se produce un estrés que estimula al cerebro y se empiezan a generar factores neurotróficos o neurotrofinas, una familia de proteínas que promueven la sinaptogénesis y la neurogénesis, es decir, mejoran las conexiones y ayudan al crecimiento de neuronas. En cierta forma el ayuno genera los mismos beneficios que someter al cerebro a retos como tocar un instrumento musical, aprender un idioma nuevo o hacer ejercicio. Estos beneficios pueden cosecharse con sólo practicar ayunos intermitentes, de más de 12 horas.

Sin embargo, los ayunos prolongados parecen tener efectos sumamente interesantes en el sistema inmune. Estudios del profesor Valter Longo, de la Universidad del Sur de California, sugieren que cuando se ayuna por 3 días se presenta una pequeña revolución de células madres que producen toda una serie de nuevas células blancas, las cuales son esenciales en la regeneración del sistema inmune.

Esto es comparado con una especie de switch que empieza un proceso de completa regeneración: "Da el OK para que las células madre proliferen y reconstruyan todo el sistema", dice Longo. Durante el ayuno el cuerpo se deshace de las partes ineficientes o dañadas, según Longo. Esto es altamente prometedor para personas que han recibido quimoterapia.

El efecto de regeneración es provocado porque el sistema intenta conservar energía al ayunar, y para hacerlo empieza a reciclar células inmunes que ya no son necesarias o están dañadas. Longo notó que con 72 horas de ayuno se producía un efecto que puede proteger a los pacientes del impacto tóxico de la quimoterapia.

Ya que para la mayoría de los seres humanos ayunar 72 horas es algo difícil de lograr, Longo ha desarrollado un plan de alimentación de 5 días que mimetiza los efectos del ayuno.

Hay que mencionar que algunos científicos, a su vez, se han mostrado reticentes sobre los resultados de Longo.

Estas son las características que comparten personas que nunca desarrollan enfermedades mentales

Salud

Por: pijamasurf - 08/04/2017

El estudio más completo hasta la fecha identifica las cualidades de personas realmente sanas mentalmente

Las enfermedades mentales actualmente son cada vez más frecuentes, y uno de los estudios más profundos hasta la fecha sugiere que la gran mayoría de las personas sufrirá una enfermedad mental alguna vez en su vida. 

En un estudio realizado en Nueva Zelanda y publicado en el Journal of Abnormal Psychology, se siguió a un grupo de estudio desde la infancia hasta la madurez y se midió cada pocos años su salud mental. En la investigación se descubrió que el 83% de los individuos desarrolló una enfermedad mental pero, según Aaron Rueben y Jonathan Schaefer, autores del estudio, el porcentaje en realidad debe de ser más alto, ya que no se pudieron medir todos los años y la memoria humana es falible. Los autores mencionan que datos similares se han encontrado en otros países, por lo cual no es un fenómeno local.

En esta investigación también se encontró que algunos individuos que no desarrollan nunca enfermedades mentales y que cuentan con lo que se llama "salud mental duradera", tienen al menos dos características que los diferencian. Primero, estas personas suelen tener poco o ningún historial de enfermedades mentales en la familia. Segundo, tienden a tener personalidades que llaman "ventajosas". Tan temprano como los 5 años de edad, estos individuos se destacan por los siguientes motivos: muestran menos emociones negativas, se llevan bien con sus compañeros y tienen más autocontrol. Estas personas, por otro lado, no pertenecían a familias más ricas, no eran más inteligentes, ni tenían una mejor salud física. Tal vez no eran más inteligentes en medidas de IQ, pero indudablemente contaban con lo que ha sido llamado inteligencia emocional.

Si bien el historial de enfermedades mentales de una familia nos puede condicionar (aunque no de manera completamente determinista), existen numerosas cosas que podemos tomar en cuenta de esta investigación para prevenir trastornos mentales. Lo más obvio es cultivar nuestra mente de tal forma que no seamos fáciles víctimas de las emociones (algo que podemos hacer practicando meditación, la atención plena, ejercicio, etc.). Asimismo, buscar tener relaciones íntimas positivas con los demás, lo cual no sólo es un indicador de salud mental sino también de salud física y longevidad.

De manera un tanto relacionada, según el médico Chris Kresser podemos notar que estamos empezando a tener una enfermedad neurodegenerativa si constantemente estamos fatigados, tenemos problemas de digestión y tenemos depresiones que no asociamos con algún evento en específico.