*

X

Los 5 proverbios del hombre paranoico

Arte

Por: pijamasurf - 12/28/2017

Paranoia: cuando todo está conectado

Thomas Pynchon escribe en su clásico paranoico "Gravity's Rainbow": "Si es que existe algo reconfortante -religioso, si se quiere- en la paranoia, también está la antiparanoia, donde nada conecta con nada, una condición que no muchos pueden soportar por mucho tiempo". William Burroughs había dicho famosamente que "un paranoico es alguien que sabe un poco de lo que está pasando", sugiriendo que en realidad el mundo sí está ligado por hilos invisibles, conspiraciones y conexiones extrañas.

La paranoia, por supuesto, médicamente es definida como un estado mental patológico en el que se perciben o creen cosas que no son realmente ciertas, por ejemplo que uno está siendo perseguido o es víctima de una conspiración invisible. Pero literalmente el término significa percepción irregular o percepción más allá o por un lado de. El paranoico es quien percibe de manera no ordinaria. De cualquier manera hay un extraño placer en este estado mental delirante, al menos en el caso de algunos grandes paranoicos que se alimentan de su propia hiperconectividad. Particularmente esto es cierto de la literatura de Pynchon, la cual contiene varios clásicos stoners. La marihuana y el LSD son sin duda las sustancias por excelencia para hilvanar redes paranoicas.

A continuación "Los Proverbios para Paranoides" de Thomas Pynchon según fueron canalizados en "Arcoiris de Gravedad":

 

1. Probablemente nunca podrás tocar al Maestro, pero puedes hacerle cosquillas a sus criaturas.

2. La inocencia de las criaturas es inversamente proporcional a la inmortalidad del Maestro.

3. Si pueden lograr que hagas las preguntas equivocadas, no tienen que preocuparse por las respuestas.

4. Tú te escondes, ellos buscan.

5. Loa paranoicos no son paranoicos porque están paranoicos, sino porque no dejan de meterse, malditos idiotas, deliberadamente en situaciones paranoicas.

Lee también: Inherent Vice, la claridad del cannabis, las bondades de la marihuana

Ve las pinturas de Jim Carrey y escucha su extraño mensaje de cómo encontró la libertad a través del arte (VIDEO)

Arte

Por: pijamasurf - 12/28/2017

Para algunos, Jim Carrey se ha vuelto loco, para otros se acerca a la iluminación. Lo único indudable es que estamos presenciando una muy interesante transformación

En los últimos años Jim Carrey ha atravesado una profunda transformación, para algunos ha perdido el juicio y para otros se encuentra atravesando un despertar espiritual público. Carrey ha enfrentando un profundo estado de depresión, habiendo tomado Prozac por muchos años, así como el suicido de su novia. Ante esto, se ha refugiado en una veta filosófica neo-advaita, siguiendo a maestros como Jeff Foster y Eckhart Tolle y, también se ha refugiado en la pintura, algo que ha hecho de manera obsesiva. Aunque existen opiniones encontradas de si Carrey realmente es un buen pintor o no, lo que es indudable es que, como muestra la pieza "I Needed Color", su relación con el arte es pasional y es un buen ejemplo del poder transformador, sanador y liberador del arte. "El arte lleva a las personas al presente... No sé qué me enseña la pintura, sólo sé que me libera. Libre del remordimiento, libre del pasado y del futuro, libre de la preocupación... Detrás de todo arte o actuación está el amor, lo que queremos es mostrarnos y ser aceptados". 

Jim Carrey dice sobre una de sus pinturas de Jesús: "La energía que rodea a Jesús es eléctrica, no sé si Jesús vivió, si era real, qué significa o demás... pero quería que las pinturas reflejaran la conciencia crística, quería que sus ojos mostraran que estaba aceptando quién eres, quería que su mirada pudiera sanarte".

 

 

En otras ocasión Carrey ha dicho que él (aunque tal cosa como "él" o "yo", dice, no existen) cree que su función era volverse alguien famoso, una idea de la fama,  haber logrado todo lo que las personas desean, todo lo que llena el ego, y darse cuenta que nada de eso tiene realmente sentido, nada de eso realiza a una persona... y luego abandonarlo, darse cuenta que todo eso era irreal y ficticio. Ser el prototípico personaje, un actor que llevó a cabo papeles en películas que eran personajes dentro de personajes, películas dentro de películas o sueños dentro de sueños como en "The Mask" o "Truman Show", fue una forma de darse cuenta de que nadie realmente existe, que Jim Carrey también era un personaje, que todas las identidades son falsas, son constructos humanos, son sólo ideas. Detrás de todo eso sólo hay lo que llama una energía danzante que es todas las cosas... O quizás, los más escépticos creerán que tal vez este Jim Carrey espiritual, que dice que lo único que existe es el amor, que no hay separación, es solamente otro personaje con el cual busca sanar o sólo tapar un profundo dolor interno.

De cualquier manera, es indudable que, entre los múltiples personajes que las celebridades encarnan, esta nueva versión de Jim Carrey, que se atreve a criticar el establecimiento mismo de Hollywood, la fama, dudar de su propia existencia y sugerir que toda la procesión de la fama y el éxito es absurda, es uno de los personajes más frescos e interesantes que ha producido el sistema. Una buena muestra de esto puede verse en el pequeño documental de "I Needed Color" o en esta cándida entrevista.