*

X

En Finlandia una multa por exceso de velocidad te puede costar más de 100 mil dólares

Sociedad

Por: pijamasurf - 02/07/2018

En Finlandia hay que tener cuidado con apretar demasiado el acelerador

En los últimos años en Finlandia ha habido algunos casos en los que algunas personas han tenido que pagar decenas de miles de euros por infringir el límite de velocidad. La revista The Atlantic reporta que hace un par de años una persona tuvo que pagar 103 dólares por andar en una motocicleta a 65km/h en una zona de 45km/h. El famoso jugador de hockey de la NHL, Teemu Selänne, tuvo que pagar casi 40 mil dólares en otra ocasión.

Un hombre de 61 años que tuvo que pagar 54.024 euros notó que con sólo la multa se podía comprar un Mercedes nuevo. Y se quejó: "La manera en que se hacen las cosas aquí no tiene sentido... ¿para qué y para quién existe esta sociedad? Es difícil decir". Finlandia, como otros países escandinavos, tiene una fuerte tendencia igualitaria y las multas están calculadas conforme a los ingresos de los individuos. 

Las multas son calculadas con base en la mitad del ingreso diario neto de un infractor, con alguna consideración por el número de hijos que tiene y sus gastos de vida básicos. Luego esa cifra es multiplicada por el número de días de ingreso que el infractor debe perder, según la gravedad de la infracción.

Sería bueno llevar a Jeff Bezos a Finlandia, darle un auto y emborracharlo, y con sólo pasarse 1km podría renovar toda una ciudad.

¿Es esta la broma más cruel de la televisión japonesa? (VIDEO)

Sociedad

Por: pijamasurf - 02/07/2018

La televisión japonesa es especialmente cruel en sus programas de entretenimiento

La cultura japonesa es quizá una de las más fascinantes de cuantas han existido en la historia. Es al mismo tiempo unas de las más civilizadas –destacan por el desarrollo de su sociedad, por el cuidado de la naturaleza e incluso por su disciplina y la capacidad de haber sintetizado el sentido práctico y metafísico de la vida– pero también se trata de una cultura que no duda en explorar el punto opuesto del espectro, ahí donde estamos habituados a encontrar lo ruin, lo obsceno y lo perverso.

Prueba de ello son algunos de los programas más populares de la televisión japonesa, en especial los de concursos y los de bromas. En los primeros, se suele someter a los participantes a pruebas que más que diversión parecen de tortura, lo cual, lejos de escandalizar al público, es motivo de diversión y entretenimiento, como referimos en esta nota.

En el caso de los programas de bromas, la tónica es similar. Con el pretexto de divertir se inventan escenarios y situaciones que, gracias al desconocimiento de la víctima, provocan la risa. Pero, como decíamos, en el caso de la televisión japonesa esto puede ser llevado a niveles que pocos imaginarían.

Tal es el caso de esta broma transmitida recientemente, en la cual un hecho tan cotidiano y trivial como entrar a un elevador sale de lo habitual para entrar en los dominios de lo inesperado, lo cual es la base de cierto humor, pero en este caso no exento de cierto placer por ver sufrir a las personas.

¿Diversión o sadismo? No es sencillo responder. Después de todo, también esto es el ser humano.

 

También en Pijama Surf: Los diversos usos del escroto en grabados japoneses del siglo XIX