*

X

La atención es un "músculo", el más importante de todos, y este profesor te explica cómo cultivarlo

Salud

Por: pijamasurf - 02/02/2018

Tips de un médico de la Clínica Mayo experto en mindfulness para aprender a poner atención

El psicólogo William James, uno de los pensadores más importantes de su época, notó hace unos cien años que la atención es la cualidad más importante que tiene un hombre de genio -y es, además, lo que determina la realidad que vivimos: aquello a lo que atendemos. Las ideas de James fueron antecedidas por milenios por filósofos contemplativos en India e incluso entre los llamados padres cristianos del desierto, quienes también practicaron una forma de "mindfulness". Hoy en día, con la economía digital basada en la captura de la atención para ser monetizada en plataformas de Internet, es cada vez más obvio que el cultivo de la atención es algo urgente para el bienestar del ser humano.

Amit Sood, profesor de medicina de la Clínica Mayo, explica que gastamos más de la mitad de nuestra energía mental yendo de pensamiento en pensamiento, como monos que cambian de rama constantemente (por usar la vieja metáfora de la India para describir a la mente inquieta). Si no hiciéramos esto, si nos mantuviéramos concentrados, Sood argumenta que seríamos más productivos, resilientes, estaríamos menos deprimidos y seríamos más sanos en general. La clave, señala, es tener intencionalidad y constancia con nuestra energía cognitiva, algo que se dice más fácil de lo que se hace.   

Sood se ha dedicado los últimos años a estudiar el "mindfulness" o atención plena, las técnicas de meditación que tienen un origen en la India y que ahora han sido retomadas por la ciencia cognitiva. Sood cree que se pueden reestructurar nuestras "predisposiciones neurales". Especialmente efectivas para enfocar la mente y hacer que la intención se vuelva atención son las prácticas basadas en la compasión y en la gratitud; "Perseguir la gratitud y la compasión te hará más feliz que perseguir la felicidad", dice Sood. Y aunque cualquier cosa a la que le dediquemos nuestra atención sostenida de manera intencional puede servir, esto es más productivo y más fácil para muchas personas. Sood recomienda para los principiantes empezar el día pensando en cinco personas cercanas de las cuales estás agradecido que estén en tu vida. Esto, en vez de seguir rumiando de manera incontrolada. La clave es escoger a qué le ponemos atención -si somos capaces de elegir a qué le ponemos atención, esto acaba fortaleciendo nuestra atención, como si fuera un músculo-. El siguiente video explica cómo el cerebro gasta su energía cuando está distraído. Por ejemplo, estar asustado por una araña imaginaria genera casi la misma agonía que el estrés de una araña real.

Para aprender más y mejor, sólo necesitas estas 3 cosas

Salud

Por: pijamasurf - 02/02/2018

“La habilidad para aprender efectivamente debería ser una capacidad en la vida. Es como un anticriptonita. Te da como un poder casi mágico que da la capacidad de ser exitoso en cualquier campo”

En 1952, el científico Albert Einstein confesó que no poseía ningún talento especial que lo hiciera inteligentísimo: “Sólo soy apasionadamente curioso”. Es decir, para él, el aprendizaje se trataba realmente de un estilo de vida que no acababa en las clases de la escuela sino que continuaba a lo largo de la curiosidad del por qué, el cómo, el para qué de cada una de las cosas que se encuentra a nuestro alrededor. Sin embargo, para Ulrich Boser, del Center for American Progress y autor de Learn Better: Mastering the Skills for Success in Life, Business and School, el aprendizaje requiere una fórmula un poco más rigurosa que la curiosidad.

En palabras de Boser, “la habilidad para aprender efectivamente debería ser una capacidad en la vida. Es como un anticriptonita. Te da como un poder casi mágico que da la capacidad de ser exitoso en cualquier campo”. De modo que para poder continuar con el proceso de aprendizaje, Boser recomienda poner en práctica tres principales estrategias:

 

– Encontrar un sentido

La investigación realizada por Boser ha demostrado que la motivación es un elemento clave para el aprendizaje exitoso. De modo que para dominar una idea, es indispensable descubrir el “para qué sirve” o “qué tiene que ver” con los intereses de uno mismo. En palabras de Boser: 

Es imposible aprender si no queremos aprender, y para ganar experiencia tenemos que observar tanto las habilidades como el conocimiento como elementos invaluables. Tenemos que crear un sentido. Aprender es cuestión de darle un sentido a algo. 

Principalmente porque “las personas pueden hacer cosas –literalmente– miles de veces sin realmente aprenderlo”; sin embargo, si no nos detenemos y cuestionamos “¿qué es esto y para qué existe?”, el aprendizaje nunca surtirá efecto.

 

– Desarrollar la metacognición

Broser explica que los humanos confían en exceso en su propia inteligencia, físico y esfuerzo en general, creyéndose superiores a aquellos que se encuentran a su alrededor. Esto, por mera lógica probabilística y matemática, es imposible: “No hacemos el suficiente esfuerzo para entender las cosas que desconocemos”. Esto parece ser debido a que no se pasa mucho tiempo analizando aquello que sí y que no conocemos. Para Broser, pensar sobre el pensar es una manera muy efectiva para mejorar el aprendizaje: “La metacognición tiene dos aspectos. El primero de planificación, '¿Cuáles son mis objetivos y cómo aprenderé esto?'. El segundo, el monitoreo, '¿Hay otra manera de hacerlo? Cómo podré mejorar mi progreso? ¿Por qué estoy haciendo esto?'”.

La metacognición, de acuerdo con la Educational Endowment Foundation –EEF– del Reino Unido, es una de las intervenciones educacitivas más afectivas que se han comprobado: los estudiantes mejoran la manera en cómo piensan sobre el pensamiento al acelerar su aprendizaje y mejorar sus notas en general.

 

– Aprehender el poder del olvido

Las personas solemos olvidar a veces más del 50% de lo que se aprendió en las últimas 24 horas. Según Boser, es un hecho muy normal y, de hecho, es algo muy positivo para el aprendizaje pues se tiene la oportunidad de re-recordar y retener la información por más tiempo. De hecho, es una práctica educativa clave pues brinda ventajas como el “interabandono”. Es decir, cuando alguien se enfrenta a según qué situaciones en el trabajo, la vida en la pareja o situaciones de la vida, se requiere de un tiempo a solas para asimilar qué acaba de suceder. Esto ayuda no sólo a comprender la información, sino también a almacenarla de diferentes maneras en la memoria a largo plazo.

Si bien existen malentendidos sobre el aprendizaje, es importante comprender que cuando las emociones positivas se encuentran involucradas siempre existirá una puerta para el conocimiento y el entendimiento de cada cultura, civilización, personalidad y conducta…